25-05-2009 «Certeza delirante, duda razonable» Reseña «Una cierta verdad» por Juan Miguel Company en Rebelión

En un momento determinado del film, el paciente Javier Sánchez Vázquez enuncia una queja sobre el tratamiento al que le tienen sometido: el psiquiatra se limita a extender una receta y luego pregunta, rutinariamente, cómo se encuentra el enfermo. No deja de ser un buen diagnóstico del actual estado de cosas en el que se halla inscrito el discurso psiquiátrico y que Élisabeth Roudinesco denunciara, con singular pertinencia, hace un par de años en La part obscure de nous mêmes  [1] a propósito de cómo los promotores del célebre Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (Diagnostic and Statiscal Manual of Mental Disorders, DSM) “…estaban abandonando definitivamente la terminología psicoanalítica, psicodinámica o fenomenológica –que había humanizado a la psiquiatría durante sesenta años dotándola de una filosofía del sujeto-, para sustituirla por criterios comportamentales de los que se hallaba excluida toda referencia a la subjetividad. El objetivo era demostrar que el trastorno de la mente concernía exclusivamente a la psicofarmacología o a la cirugía, y que podía ser reducido a un desorden, a una disociación, es decir, a una avería del motor.” [2] 

Continuar leyendo «25-05-2009 «Certeza delirante, duda razonable» Reseña «Una cierta verdad» por Juan Miguel Company en Rebelión»